Recordando a un grande

Futbolista ecuatoriano que alcanzó popularidad con el Barcelona Sporting Club, donde alcanzó la final de la Copa Libertadores de América de 1990, desde donde se catapultó para la Selección Ecuatoriana de Fútbol, participando en la Copa América celebrada en Ecuador en 1993 y las Eliminatorias Mundialistas para Estados Unidos 1994. Futbolísticamente nació el la LDU de Guayaquil, luego pasó al Everest de Guayaquil, Olmedo de Riobamba, Audaz Octubrino de Machala, Filanbanco de Guayaquil y finalmente Barcelona. A pesar de haber restado en las divisiones menores del Emelec, club del cual fue hincha, siempre se lo identificó con la divisa barcelonista, rechazando incluso en el año 1992 una oferta de Las Palmas español por seguir en Barcelona año en el que alcanzó semifinales de Copa Libertadores. Considerado uno de los mejores delanteros de todos los tiempos de su selección y por el Barcelona Sporting Club; su punto fuerte era su rapidez física, mental y su potente remate de primera, así como la eficacia para cabecear. Dejó en la hinchada un grato recuerdo cuando tres días antes de su muerte anotó tres goles para el Barcelona, jugando contra el Club Deportivo El Nacional, logrando una clasificación a Copa Libertadores de América que la institución pensaba que se le iba de las manos. Un lamentable accidente de tránsito, provocado por la alta velocidad en que se dirigía el futbolista en su vehículo, sumado al consumo de alcohol provocaron que el futbolista sufriera una muerte instantánea dejando en la orfandad a un niño y a su esposa embarazada; muchos hinchas, incluso de otros equipos lloraron su muerte, y el traslado de sus restos al cementerio fue apoteósico; como homenaje la general sur del Estadio Monumental de Barcelona lleva su nombre. Gracias “Frentón” por todo lo que hiciste en Barcelona. Siempre te recordaremos

Anuncios

Dejar un comentario

Galápagos en la lista negra de Unesco

 Galápagos es víctima de su propia belleza y seducción. La escueta aplicación de políticas migratorias, turísticas y ambientales han puesto en riesgo la extraordinaria biodiversidad del lugar.

La Unesco, la misma organización que en 1978 declaró a las Galápagos, patrimonio natural de la humanidad, dio su voz de alerta sobre la degradación paulatina de las islas y en el 2007, la inscribió en una lista de riesgo. Ahora Ecuador hace esfuerzos para una declaratoria definitiva.

Las especies endémicas luchan por sobrevivir en medio de flora y fauna que el hombre, directa o indirectamente, ha introducido. Se estima que alrededor de 1.300 especies, animales y vegetales, han ingresado históricamente a las islas, junto con el creciente flujo colonizador y turístico local y extranjero.

Los ‘extranjeros’ chivos, cerdos y gatos son un verdadero peligro para los animales nativos y las ratas y arañas hacen festines con los huevos y pichones de las aves, tortugas o pequeñas especies.

Dejar un comentario

Hello world!

Welcome to WordPress.com. This is your first post. Edit or delete it and start blogging!

Comments (1)